Por fin podemos sacar a relucir las abarcas, dejar de llevar corbata y guardar los abrigos hasta de aquí unos meses. Este año veremos tejidos de color rosa brillante en hombres y gafas de sol del más puro estilo 1970.

Veremos Rojo:

Este año se llevará el rojo, pero cuidado, este color puede ser engañosamente difícil de llevar. Por un lado, es enérgico y se adapta a casi cualquier tono de piel. Pero en por otro lado, tiene una tonalidad muy fuerte y puede que se rechace por ese mismo motivo.

Después de todo, el rojo es el color de la pasión y la sensualidad abierta. Es una tendencia que se verá mucho este verano 2015, en diferentes tonalidades, desde un tono más “tomate” hasta vibrantes rosados. No estamos hablando de rojos adormilados, en las grandes pasarelas no hemos visto rojos oscuros o burdeos inocuos.

Pero eso no quiere decir que el rojo solo sea utilizado por los más valientes. De hecho, es fácil de aprovechar todo el potencial de un color con tanta potencia. Si tu polo es un rojo carmesí, utiliza unos pantalones oscuros, por ejemplo.

Img-Dasler

Cómo llevarlo:

Así que, ¿Cómo puedo introducir el rojo en mi armario esta temporada? Vamos a empezar con una declaración de guerra: El traje rojo.

Aunque no hay manera de obviar que puede que parezcas el primo de Santa Claus, los trajes de un rojo un poco más oscuro son bastante imponentes y altamente combinables.

Img-Dasler-2

En caso de que no estés interesado en llevar un traje de color rojo, una chaqueta roja hará que tengas un complemento perfecto en tu guardarropa. El diseño clásico, de dos botones, garantiza comodidad, elegancia y sofisticación. Es muy recomendable combinarlo con tonos náuticos de azul y blanco, así como rayas bretonas. Por ejemplo, un pantalón azul-marino ceñido y una camisa blanca hará que vayas elegante y a la última en algún evento o boda.

Img-Dasler-3

Si estás buscando introducir por primera vez este color en el fondo de tu armario, empieza por una camisa o polo rojo. Es una excelente adición en tu guardarropa en verano, y se puede combinar fácilmente con unos shorts de tonos piedra o marinos.

Cuando estés más preparado para llevar habitualmente esta tonalidad, cómprate unos pantalones de pitillo rojo, junto con polos de color neutro o azules claros.

La forma más fácil de utilizar tonos rojizos es incorporando pequeños destellos de este color en tu indumentaria, como accesorios. Lazos rojos, pañuelos de bolsillo, zapatos, cinturones, etc. inyectarán vida a cualquier look, elegante o casual.

Img-Dasler-4

A pesar de que tradicionalmente sea conocido como el color de la emoción desenfrenada, el rojo, es una tonalidad muy combinable e incluso elegante y desenfadada.

Written by Cristina Gómez